Google+ Followers

lunes, 29 de octubre de 2012

LUNES 29 DE OCTUBRE

Hoy la mañana me despertó con una bofetada, oiga chino levántese,  hey despierte parce, ya empezó la sucia mañana de lunes y usted no escapara de ella. Como con garras esta me arranco de mis fantasías y mis sueños y me trajo el olor de las mañanas mi casa sola y yo en mis olores matutinos. La rutina no cambia y los días pasan como si alguien los revisara uno a uno y los hiciera cada vez más monótonos e iguales el uno del otro y lo peor no es eso, lo más  desesperante es que nunca hacemos nada para cambiarlo y como se nos ha enseñado el conformismo es una virtud y no un defecto y así seguimos conformes.
La sucia mañana sigue y me estoy dando cuenta de que esa sucia mañana sirve así sea dura y espesa de tragar siempre queda algo y todos los días tienen un olor propio porque no todas las sucias mañanas de lunes son igual de desteñidas hay unas en las que se cuela un poco color alegre y cálido de domingo en los que se hace un poco mas llevadera, hay otras que son los más grises de lo normal.
Ahora que vuelvo al mundo real estoy llegando a la universidad allí es lo mismo clases, hueco, "vida social" y de nuevo el tiempo se pasa rápido entre hora y hora se va yendo la frescura de la mañana para después del medio día ya estoy más deshecho más impregnado del olor de la tarde porque las tardes de lunes, de sucio lunes, huelen a pan con Alejandra, a profesor de gabán, a Malboro rojo después del almuerzo, a lectura, a se me quedo la tarea, a chicas, a no baby tengo dolor de cabeza nos vemos otro día, a palabras escritas en un árbol del cartón, a un viejo loco leyendo poesía, a pregoneros diciendo "la revolución es destrucción", a eso huelan las sucias mañanas de lunes que ahora ya son tardes y de repente son noches y en eso se fue el día. 

Segundo Lunes.     

No hay comentarios:

Publicar un comentario